"Tenemos derecho a ser iguales cuando la diferencia nos inferioriza; tenemos derecho a ser diferentes cuando nuestra igualdad nos descaracteriza. De allí la necesidad de una igualdad que reconozca las diferencias y de una diferencia que no produzca, alimente o reproduzca las desigualdades”

Boaventura de Souza Santos







martes, 4 de mayo de 2010

a M, una verdadera mujer empoderada =D

Le pregunte a M cuando se iba, si quería que le pidiera a alguien que la acompañara al paradero a tomar el bus que la llevaría a su casa. Ella que ya había empezado a caminar se detuvo abruptamente y volvió sonriendo, solo para decirme, “claro que no, soy una mujer empoderada”.

Me encanto oírlo, pero me hizo pensar en algunas cosas.

M es la misma mujer que me dijera un día que ella no iba a ver limitado su desarrollo por el solo hecho de serlo y que no se iba a salir de su camino por un aparente riesgo que conlleve su condición sexual. M regresa a su casa a las 3 de la mañana sola en un taxi sin pedirte que apuntes la placa del mismo, camina con falda corta por lugares oscuros y no se amilana si algún hijo de vecino la acorrala en alguna esquina (sí, eso me consta)

M es una mujer como pocas. Como pocas porque aun yo que me creía empoderada antes de conocerla, si salgo de mi camino, aunque demore mas, para solo ir por calles anchas e iluminadas; no camino por la calle a menos que sea estrictamente necesario; no asisto a lugares donde mis “bienes jurídicos” puedan verse vulnerados (esa es una frase que tiene un sentido particularmente femenino, no es difícil de entender no?). Mas aun, voy a ejemplificarlo asi, yo soy de quien Julieta Lemaitre hablaba cuando desarrollaba un fenómeno caracterizado por Cynthia Bowman como la “informal ghettoization of women” en el articulo “Walking the Latin American City. A Gendered Space”.

En el artículo en mención, la autora explica como la percepción de peligro que sienten (sentimos) las mujeres, allá afuera, nos restringe de manera que solo vamos por ciertos lugares, solo vestimos cierto tipo de ropa en público, podemos variar la actitud dependiendo del lugar en el que estemos, y demás, en un espacio donde el otro sexo, las circunstancias, e inclusive el espacio mismo representa un peligro per se.

Yo, “no me expongo” (es mi mantra de vida) y pensé que solo era eso, es más, yo pensé que era una mujer empoderada! =D Cada vez que hablo con M, me doy cuenta de que no lo soy (bueno, que se hace!) pero que refrescante me resulta conocer a las de verdad.



"I am not the first or the last one to find out that the city is another when walking with a man" (No soy la primera ni la ultima en darme cuenta de que la ciudad es otra si se la camina con un hombre al lado) Julieta Lemaitre

6 comentarios:

Ana Lucía dijo...

Eso significa que tampoco yo soy una mujer tan empoderada como creía. Dile a tu amiga que me de unas clasesitas, creo que el miedo y las restricciones que una mujer tiene cuando quiere enfrentar al mundo deben desaparecer.
Excelente frase la del final :)

NTQVCA dijo...

Admiro a tu amiga, yo que suelo andar sola muchas veces trato de ser muy cuidadosa, a veces me da sentimiento no tener quien me acoñpañe y solo por eso me hago más fuerte ya nado a altas horas de la noche y no pido considerando que sola puedo resolver todo. A veces no es malo.

Sharun :) dijo...

OYE! yo quiero ser asi! u_U por ser tan miedosa hago el 40% de las cosas que me gustaria hacer :/

Mariela Ines Noles Cotito dijo...

Sharun,
tu comentario me hizo sonreir, creo que cada vez empezaras a hacer mas y mas cosas, y a lo mejor sin darte cuenta, solo tienes que crecer un poquito mas =D

Nat dijo...

Donde vive tu amiga?

Nat dijo...

Donde vive tu amiga? En la ciudad y sector donde vivo es complicado seguir su ejemplo, aún así me considero empoderada potencial en desarrollo :)