"Tenemos derecho a ser iguales cuando la diferencia nos inferioriza; tenemos derecho a ser diferentes cuando nuestra igualdad nos descaracteriza. De allí la necesidad de una igualdad que reconozca las diferencias y de una diferencia que no produzca, alimente o reproduzca las desigualdades”

Boaventura de Souza Santos







martes, 18 de mayo de 2010

La teoría del patito de goma... (si, el de la tina)

Desde un lugar inesperado me llego la inspiración para esta entrada =D

Recuerdan a los patitos de goma?

La experiencia, la vida, la enseñanza esta en todos los detalles con los que nos cruzamos. Recientemente me cruce con lo que he llamado la “Teoría del patito de goma” y es interesante porque a simple vista, un patito amarillo de plástico, poco o nada tiene que enseñarme, pero oh! Que equivocada estaba.

Un patito de goma (o algún muñequito flotante semejante) es uno de los primeros juguetes que pudimos tener. Ciertamente, hicieron nuestros baños más divertidos, y si no lo regalamos en algún momento (porque aquellos eran indestructibles) aun los tenemos con nosotros.

Los patitos aquellos eran flexibles (y por eso su indestructibilidad); flotaban, podías hundirlos en el agua, hasta el fondo de la bañera, pero si los soltabas volvían a la superficie “más rápido que inmediatamente” (frase de abuela); nunca dejaba de moverse, como todo flotante, se movía, lento, rápido, pero nunca quieto. Su carita tenia dibujada una sonrisa permanente, los ojos bien abiertos y la mirada fija, adelante. Además, sabíamos (sabemos) que hay miles en el mundo, pero nuestro patito era (es) especial, era (es) único.

Y quizás lo más chistoso del patito era que si lo apretabas emitía un chillido molesto pero que nuestras mamás usaban para llamar nuestra atención y hacernos sonreír.

¿Cómo sería inspirar nuestra vida o verla a través de la teoría del patito de goma?

Los patitos de goma son fuertes gracias a su flexibilidad, su adaptabilidad, su capacidad de sobrevivir al cambio, de corrientes por ejemplo, ver cada estado como una oportunidad; y flotar en aguas tranquilas, además rebotando en aguas tormentosas pero siempre en la superficie. Si fuera inflexible y rígido seria fácil hundirlo, pero dado que aprovecha cada corriente como viene, sigue vigente.

Nunca dejaba de moverse. A veces en círculos, a veces lento, o rápido, pero siempre estaba moviéndose. No permanecer en el mismo lugar genera que no nos estanquemos en situaciones que a la larga nos resulten aburridas o tediosas. Actúa.

El patito, como nosotros deberíamos, siempre mira adelante. Una frase que me gusta mucho reza como sigue: “el pasado, ya pasó”. Mirar hacia adelante nos permite concentrarnos en la ruta. Mirando hacia atrás no se puede avanzar. Además con una sonrisa, el mejor ánimo y energía… las buenas vibras atraen, las malas, repelen.

Asi como mi patito, yo soy especial! (esa frase suena un poco raro, pero creo que entienden el sentido). Todos somos únicos!

Y en cuanto al chillido, bueno, recordaran que hace unos post atrás utilice una frase que me gusta mucho y dice: “Mis sentimientos son un regalo. Tengo mucha suerte de tener una gran gama de ellos”. Cuando pasamos por una mala situación, nos llenamos de muchos sentimientos y sensaciones que a la larga nos cargan, bueno sería que cuando eso suceda, podamos darnos cuenta de ello y sacarlo hacia el exterior. En un cántaro lleno, no se puede meter más agua. Permitirnos sentir, pero que eso no nos limite ni bloquee luego.

Seguro hay algunos otros detalles que no he podido identificar, espero que ustedes puedan hacerlo y tomar algo de la inspiración de la teoría del patito de goma; porque si, un objeto tan pequeño (o ¿insignificante?) tiene mucho que enseñarnos.

4 comentarios:

La ChOLa dijo...

yo rescataria lo divertido que puede llegar a ser algo tan peuqeño...creo que es eso... darnos cuentas que las mejores cosas son las mas pequeñas...suena trillado lo sé...pero es cierto..cada vez me sorprendo mas con el hecho de que las cosas mas simples son las que mas satisfacción me han traído....

Mariela Ines Noles Cotito dijo...

todo esta en los detalles =D

Ana Lucía dijo...

Excelente post!
Es increíble como podemos aprender de algo que aparentemente es tan pequeño y sin significado.
Creo que también rescato el hecho de estar siempre colorido y sonriente sin importar que pase. Si hacemos eso aunque sea de vez en cuando nos arrugaremos menos :)

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Como dice mi mama hasta lo mas insignificante nos trae una enseñanza, nos ayuda a analizar los problemas y las alegrias diarias.Me encanto la teoria delpatito de goma.

Alguna vez tuve uno (ya no lo tengo) y si alegraba mis baños de tina y sobre todo me acompañaba cuando mama por dos segundos capaz y se iba. interesante.

comosiempre un abrazo del otro lado del charco hasta pronto volvernos a ver marielix.

Veca