"Tenemos derecho a ser iguales cuando la diferencia nos inferioriza; tenemos derecho a ser diferentes cuando nuestra igualdad nos descaracteriza. De allí la necesidad de una igualdad que reconozca las diferencias y de una diferencia que no produzca, alimente o reproduzca las desigualdades”

Boaventura de Souza Santos







jueves, 28 de agosto de 2008

Un poco mas sobre los estereotipos

Debo decir que me emociona mucho recibir comentarios, tan alentadores como serios e interesantes, de personas que no conozco jaja pero que de alguna manera se dieron tiempo para revisar mi blog..ojala la comunidad siga creciendo jaja muchas gracias en verdad.

Este post es para desarrollar un poco mas mi opinión o la idea planteada antes (a pedido de nuestro amigo Erick, y ojala este comentario continúe el debate)
Efectivamente planteábamos que los estereotipos de belleza eran impuestos por la sociedad y adoptado por las mujeres, y también por los hombres porque “es lo que hay que hacer” si queremos ser aceptados/queridos, pero esto no excluye que el sujeto opresor o quien imponga el estereotipo sea la familia o específicamente los padres, recordemos que la familia es nuestro primer espacio de socialización.

En el caso de las mujeres, y solo hablo desde este plano porque no tengo mayores elementos para analizar el plano masculino (esperemos que algún amigo lector nos ayude con eso) la cosa es un poco grave: muy aparte de que en los primeros cuentos que nos leen cuando somos pequeñas, nos enseñan a que cuando seamos grandes no nos debemos preocupar por nuestro futuro porque siempre seremos salvadas por el príncipe azul que con el beso de amor nos hará vivir felices por siempre, solo tenemos que observar las formas de esas princesas de los cuentos de hadas, todas son preciosas, obviamente, pero nada comunes, o en todo caso, poco alcanzables para la mujer común. Sin embargo, vamos a conceder eso al señor Disney y digamos que nunca se dio cuenta de la influencia que causaba en las niñas.
Han notado que las animadoras infantiles siempre son flacas? Han notado, además, que son el modelo a seguir de muchas niñas?



Y sigamos adelante…

Una crece y cuando es adolescente le crece todo y de mala manera jaja mis padres eran como esos que describe Erick en el comentario al post anterior, como puedes comer tanto? Vas a reventar? Y bla bla bla, los comentarios que mencionas Erick son los más leves, yo creo que todas las mujeres los hemos oído y con mayor gravedad y no solo de los padres, además de no solo en la adolescencia (también me gustaría saber si los hombres han sido atacados de esta manera tan fea) y es horrible! La mella que este tipo de expresiones hace en tu autoestima es fatal.

Imagínate recibir este tipo de comentarios porque sí, yo dejaba de comer en el instante pero luego triste o angustiada por no poder bajar de peso, o no poder verme como la mami quería que te vieras, volvías a comer y comías mas y mas. Esos momentos son muy difíciles y es ahí en que, yo creo, empiezan los trastornos alimenticios, y te explico porque:

Eres una niña de 16 años, con un cuerpo de niña de 16, o sea adolescencia, te crece todo jaja y tú estas incomoda por tu cuerpo, la televisión te dice que flaca, alta y rubia eres más bonita, y si eres más bonita todos te quieren, y si todos te quieren, entonces vales más. Oh problema, no eres ni flaca, ni alta ni rubia, y, más problemas, tu mama, tu hermana, tu tía y tu abuela (y ahora voy a combinar dos problemas) son flacas, altas y rubias.
Esta niña entonces se siente mal porque no es lo que la sociedad espera de ella y no vale nada, en términos sociales, claro está.

En la primera situación su familia la explica que lo que le diga la industria de la belleza no importa y que ella es linda como es y que ella vale tanto como persona como los demás porque lo importante no es la belleza sino su persona, su inteligencia, etc. El resultado es la construcción positiva de la autoestima con el invaluable apoyo familiar (esto es harto importante familias del mundo)

En la segunda situación la familia no hace nada. Deja que la niña sea bombardeada por estas imágenes externas directas e internas indirectas o sin intención. Si la niña es fuerte se dirá a si misma que su imagen no es importante pero si no lo es?

Y finalmente, la niña sigue estando expuesta al ataque mediático, y la familia además influye negativamente con estos comentarios de “estas un poco gordita no?” o la típica, que me encanta, ahora me rio pero no saben el efecto que causan estos comentarios, cuando van a comprar ropa “tiene ropa como para ella?” el resultado son una muy baja autoestima y posibles desordenes alimenticios, como en el caso anterior.

Ahora bien, algunas personas dirían que los desordenes alimenticios solo son excusas de mujeres débiles pero me gustaría que reflexionemos en que tanto esto es cierto. Si nos tomo más que unas líneas destruir la autoestima de una niña de 16 años. Esta niña “débil” está siendo debilitada precisamente por estas personas que la subestiman.

Tengo tantas cosas más que decir jaja pero esto ya se hacía muy largo así que vamos dejando espacio a futuras intervenciones. Una vez más, agradecer a soñadora y a Erick por sus comentarios y espero haber contribuido a la aclaración de esa duda existencial que tenias :) muchos saludos.

1 comentario:

soñadora dijo...

Hola Mariela, que bueno que has vuelto a postear.
Te cuento que yo tengo una hija mas o menos de tu edad, tiene 23 años, y desde pequeña le inculque que no existe un solo tipo de persona hermosa, que no porque esa belleza sea la mas popular es la única, que cada persona como ser individual es hermosa, seas gorda, flaca, rubia, morena, alta o baja, lo importante viene de adentro. Obviamente que no hay que caer en el descuido, y no me refiero a no engordar, simplemente a cuidar de nuestra apariencia personal respetando como somos, y aprender a querernos, respetarnos y aceptarnos tal cual nos tocó. Cultivar mucho nuestro interior.
Y hoy siento la alegría de verla andar por la vida, con una gran sonrisa a cuestas y sintiéndose bien consigo misma.